miércoles, 10 de enero de 2018

La Misericordia de Dios. Salmos 36

Resultado de imagen para misericordia de diosLa verdad es que en este mundo no hay  ni siquiera uno que seamos buenos, todos tenemos naturaleza pecaminosa. Romanos 3: 10-12 “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno
Si Jehová Dios juzgara de acuerdo a nuestro comportamiento la verdad es que todos estaríamos destruidos.
Desde el pecado de Adán todos quedamos destituidos de la gloria de Dios. romanos 3: 23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios
Características  de los hombres Impíos.
1. No hay Temor de Dios. V 1 “La iniquidad del impío me dice al corazón:
No hay temor de Dios delante de sus ojos
.” Los malvados creen en Dios pero no lo honran ya le han perdido el respeto. Malaquías 1: 6 “El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?
2. Cree que nadie lo ve cuando actúa con maldad. V 2 “Se lisonjea, por tanto, en sus propios ojos, De que su iniquidad no será hallada y aborrecida” la mayoría de los seres humanos cuando vamos hacer algo indebido miramos para la derecha, para la izquierda, cerciorándonos de que nadie nos vea pero se nos olvida mirar para arriba, para el cielo que es donde Dios nos está viendo.
3. Solo Habla con mentiras y Ofensas. V 3 “Las palabras de su boca son iniquidad y fraude;
Ha dejado de ser cuerdo y de hacer el bien
.” Una persona alejada de Jesucristo no tiene la capacidad de diferenciar entre lo bueno y lo malo.
4. Maquina con anticipación su Maldad. V 4 “Medita maldad sobre su cama; Está en camino no bueno,El mal no aborrece” ningún pecado se genera de manera automática, el pecado se genera en la mente se procesa en el corazón y sed ejerce con el cuerpo.
La verdad es que en nosotros los seres humanos no hay nada bueno con lo cual podamos exigir a Dios justicia o buen trato.
Si Dios fuera justo como le exigimos en momentos de angustia, su justicia lo llevaría a darnos lo que nos merecemos, es decir castigo.
Si los seres humanos no hemos sido destruidos es solo por una razón; la Gran Misericordia de Dios. V 5, 7 “Jehová, hasta los cielos llega tu misericordia, Y tu fidelidad alcanza hasta las nubes. ¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas
Misericordia es la capacidad de perdonar a quien merece castigo. Si nosotros hiciéramos algo para merecer el perdón ya no sería misericordia.
Cosas que debemos aprender sobre la Misericordia.
1. Dios tiene Misericordia de quien él quiere tener misericordia. Romanos 9: 15 “Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.
2. No depende de nuestra capacidad de ser buenos. Romanos 9: 16 “Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia
3. Dios quiere de Nosotros Misericordia. Mateo 9: 13 “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.
4. La misericordia genera felicidad y Misericordia de parte de Dios y los demás. Mateo 5: 7 “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Esto hace parte de la ley de la siembra y la cosecha, debemos hacer a los demás lo que queremos que ellos hagan con nosotros. Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.
Como lograr la Misericordia de Dios.
1. Temer o Respetar a Jesucristo. Lucas 1: 50 “Y su misericordia es de generación en generación A los que le temen.
2. Guardar sus estatutos. Salmos 25: 10 “Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios
3. Esperando en Jehová. Salmos 32: 10 “Muchos dolores habrá para el impío;
Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia
.
4. Clamando por Misericordia. Salmos 51: 1-2 “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado.
5. Acercándonos creyendo que recibiremos Misericordia. Hebreos 4: 16 “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” El no creer en la misericordia de Dios nos aleja de él.
Misericordia es perdonar a quien no merece perdón. Jesucristo es rico en misericordia pero la tiene de quien él la quiere tener, por esta razón es necesario que nos acerquemos a él confiados en su gran amor para con nosotros. No son nuestros actos los que nos salvan, es la misericordia de Dios.